Usos y tipos de delantales de cocina

delantales de cocina

¿Usas delantal para cocinar? ¿Te estás planteando comprar uno y no sabes cómo escogerlo? En ese caso no puedes perderte este artículo en el que te contamos todo lo que necesitas saber sobre los usos y tipos de delantales de cocina.

Como expertos en productos, textiles y accesorios para el hogar desde Hipertextil te contamos por qué es importante usar delantal en la cocina, los dos tipos de delantales más habituales según su diseño (francés y corto) y cuáles son los materiales más habituales con los que se fabrican los delantales y sus puntos fuertes. ¡Sigue leyendo y quédate con todas las claves sobre los usos y tipos de delantales de cocina!

Por qué es importante usar delantal en la cocina

delantales uso y tipos

Los delantales de cocina son muy útiles tanto para cocinar como para cuando estamos haciendo otras labores como limpiar o recoger. Te contamos todas las razones por las que es importante usar delantal en la cocina:

  1. Te ayuda a luchar contra gérmenes y bacterias: El delantal es fundamental para evitar que las bacterias y gérmenes que puedas llevar en la ropa contaminen la comida. Por cierto, ¿quieres tener una cocina bien limpia y libre de bacterias y gérmenes? No te pierdas el artículo en el que te damos todas las claves para tener la cocina libre de bacterias.
  2. Cuida tu ropa y evita las manchas: ¿Alguna vez te has manchado esa prenda que tanto te gustaba mientras cocinabas? Con un delantal no te volverá a pasar porque actuará de barrera frente a las manchas.
  3. Es una protección contra quemaduras: Funciona como un escudo ante salpicaduras y derrames de aceite o agua caliente.
  4. La mayoría tienen cómodos bolsillos: No sabrás lo útil que es esta ventaja hasta que la pruebes pero te adelantamos que te encantará poder guardar los utensilios que más utilices mientras cocinas en el bolsillo de tu delantal para tenerlos siempre a mano.

Tipos de delantales de cocina

tipos delantales

A la hora de escoger tu nuevo delantal de cocina puedes tener en cuenta muchos factores. Piensa, por ejemplo, si prefieres un delantal con estampado o prefieres unos delantales lisos más discretos.

Una vez que tienes claro este punto puedes pasar a decidir qué tipo de diseño te gusta más, puedes decidir por ejemplo si prefieres un delantal francés o uno corto de cocina. ¡A continuación te contamos qué caracteriza a cada uno de ellos!

Delantal francés

El delantal de tipo francés es largo, sin peto y cubre desde la cintura hasta casi los tobillos (dependerá de tu altura). Este delantal se utiliza mucho en hostelería como una alternativa más elegante a los típicos mandiles cortos de los camareros.

Un punto diferencial de los delantales franceses es que cuentan con un amplio bolsillo central doble con espacio para guardar utensilios o accesorios. Los camareros suelen utilizarlo para llevar la libretita en la que apuntar las comandas pero en casa puedes usarlo para guardar cualquier utensilio que quieras tener a mano mientras cocinas.

Delantal de cocina corto

El delantal que llega hasta por encima de la rodilla y que podrás encontrar con o sin peto. La opción sin peto es más habitual en hostelería y va anudada a la cintura mientras que la opción con peto suele atarse a la cintura y con un nudo detrás del cuello.

Este tipo de delantales pueden tener un bolsillo central, uno cosido al pecho del peto o ambos.

Delantales de cocina: ¿Qué material escoger?

El último paso para decir qué tipo de delantal es ideal para ti es pensar qué material se adapta mejor a tus necesidades. Te contamos con qué materiales puede estar fabricado un delantal y sus puntos clave:

  • Delantal de poliéster: Son perfectos para proteger tu ropa de manchas y suciedad. Además, suelen ser los más económicos y no se arrugan por mucho que los uses. Su principal pega, sin embargo, es que el poliéster es un material muy inflamable por lo que no se aconseja si tu cocina es de gas, en barbacoas, etc.
  • Delantales de algodón: Son la mejor alternativa a los delantales de poliéster ya que cuentan con todas sus ventajas pero siendo menos inflamables. También son muy cómodos y frescos. Como inconveniente podríamos señalar que suelen perder su color más fácilmente con los lavados.
  • Delantales de PVC: Son impermeables y muy higiénicos aunque quizá menos cómodos que otras opciones.
  • Delantal de PVC y Algodón: Son delantales de algodón que incorporan una capa de PVC para hacerlos más resistentes al agua. Combinan las ventajas de ambos materiales.
  • Delantal de poliéster y algodón: Combinan las ventajas del poliéster y el algodón. Conservan su color y su forma, son cómodos y menos inflamables que las opciones únicamente elaboradas con poliéster.

¡Te esperamos en nuestras tiendas! ¿Tienes alguna duda? Preguntanos cualquier cosa y estaremos encantados de ayudarte. Haz clic en contactar aquí, rellena el formulario y te atenderemos lo antes posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *