Los Derechos Humanos ¡También en casa!

Derechos humanos en el hogar

En 2020, el Día de los Derechos Humanos adquiere un matiz muy especial; con una celebración centrada en reivindicar la necesidad de reconstruir para mejorar. Poniendo en relieve el objetivo de crear igualdad de oportunidades para todos, abordando los inconvenientes que acarrea el COVID-19

Para ponernos en situación: el 10 de diciembre celebramos la fecha en la que la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos en 1948.

Este documento de gran valor histórico recoge los derechos que corresponden a cualquier ser humano por el mero hecho de serlo. Es decir, independientemente de su raza, color, religión, sexo, idioma, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, posición económica o nacimiento. Se trata del documento más traducido del mundo ¡disponible en 500 lenguas diferentes!

Por ello, vamos a centrarnos en este artículo en tres aspectos fundamentales para los seres humanos: el derecho a la propiedad (art 17), el derecho al descanso (art 24) y los deberes respecto a la comunidad (art 29).

Derecho a la propiedad (art 17)

El artículo 17 de la Declaración Universal de Derechos Humanos recoge el derecho a la propiedad. Es decir que todas las personas merecemos tener un hogar en el que vivir, ya sea solamente para nosotros mismos como compartido con otras personas. 

Del mismo modo, este artículo también destaca que no podemos ser privados de nuestra propiedad de forma arbitraria

Disfrutar de nuestra casa, de lo que nos transmite la tranquilidad de nuestro hogar, es algo que nos merecemos por el simple hecho de ser personas para acoger y dar la bienvenida, como dirían los americanos en un mensaje en la alfombrilla de la entrada: «home, sweet home». Disfruta en tu hogar, solo o acompañado, y relájate como te mereces. Ponte cómodo con prendas que te gusten, con esas que te hagan decir “este es mi albornoz favorito” o “me encanta esta manta tan suave”.

No nos olvidemos tampoco de los peques de la casa y hagamos que se sientan súper cómodos en su hogar con las cosas del bebé, su primera propiedad, especialmente diseñadas para su confort. 

Este día es perfecto para disfrutar con en bata de nuestro hogar, un derecho fundamental y básico que nunca deberíamos de abandonar.

Derecho al descanso (art 24)

Muy en línea con las recomendaciones que te dábamos en el apartado anterior está reconocer el derecho al descanso. El artículo 24 de la Declaración Universal de Derechos Humanos señala que todas las personas merecen descansar, disfrutar de su tiempo libre, una limitación razonable de la duración de sus trabajo y derecho a vacaciones pagadas periódicas.

¿Qué podemos hacer para asegurarnos el mejor descanso?

Garantizar el descanso más calentito con unas sábanas ideales para invierno y entretiempo. Sin olvidar la base del descanso, un buen colchón cómodo y confortable para que descansar bien se convierta en una costumbre. Complementa ese reposo para relajarse tras un duro día de trabajo con una variedad de almohadas, escogiendo la que mejor se adapte a tu forma de descanso para recargar las pilas y poder despertarnos cada día con energía.

Deberes respecto a la comunidad (art 29)

No debemos olvidar que todos los derechos traen consigo ciertas obligaciones como los deberes recogidos en el artículo 29. 

Estos principios señalan que toda persona tiene que respetar a su comunidad ya que solo en ella puede desarrollarse. Destacando que todos podemos ejercer nuestras libertades y derechos siempre y cuando respetemos las de los demás. 

Nuestro hogar es también una pequeña comunidad por lo que podemos aplicar estos mismos principios para que todos los miembros de nuestra familia podamos disfrutar y ser lo más felices posible en casa.

Empezamos por crear una cocina para todos en la que podamos cocinar, comer y compartir los ratos más lúdicos y sociales juntos. Sin olvidar de repartir esas tareas que a ninguno nos agradan como lavar los platos o recoger.

Tampoco podemos olvidarnos de tener un espacio para hobbies para todos los miembros de la casa en el que cada uno tenga libertad de expresarse libremente. Por ejemplo, contando con un edredón de su equipo de fútbol en el dormitorio, colocando unos cuadros, creando un rincón de lectura en el salón, buscando un hueco para colocar una videoconsola en el salón y otras muchas opciones, ¡imaginación al poder!

 

Celebrar el Día de los Derechos Humanos no es algo que solo pueda hacerse desde grandes organizaciones o colectivos, podemos hacerlo desde casa aplicando esas pequeñas normas de convivencia que nos harán a todos más felices o, si ya las teníamos, aprovechando para disfrutar solo o en compañía de nuestro hogar.

Así nos planteamos desde Hipertextil cómo celebrar el Día de los Derechos Humanos desde casa prestando atención a los tres artículos clave muy relacionados con nuestra actividad, con productos que puedes encontrar en nuestra tienda online y tiendas físicas Si tienes alguna duda sobre qué escoger o necesitas que te asesoremos, no dudes en escribirnos a través de nuestro formulario de contacto. ¡Te atenderemos encantados!

2 opiniones en “Los Derechos Humanos ¡También en casa!”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *