Ideas para guardar sábanas y toallas organizadas después del verano

Ideas para guardar las sabanas y toallas

¿Buscas ideas para guardar sábanas y toallas? Con el fin del verano no solo toca cambiar el armario, la ropa de cama también cambia para prepararse para el descenso de las temperaturas. 

Dejamos atrás también los días de playa y piscina y también nos toca guardar las toallas de playa y pareos hasta el próximo año. 

Entonces, a veces nos encontramos con esta situación: llegamos de las vacaciones y nos toca hacer hueco en el armario y nos preguntamos dónde guardar las sábanas y toallas y, lo más importante, cómo hacerlo para ahorrar espacio y a la vez evitar que se deterioren, les salgan manchas, etc.

En este post os damos todas las claves para tener vuestras sábanas y toallas bien organizadas y conservarlas como nuevas hasta el año siguiente. ¡Seguid leyendo!

Guárdalas limpias para evitar las manchas amarillas

Si te preguntas cómo guardar sábanas y toallas es importante tener en cuenta siempre una máxima: lávalas siempre antes de almacenarlas. De esta forma, cuando las vayas a utilizar el año siguiente no te llevarás una decepcionante sorpresa al descubrir manchas amarillas en esas sábanas de algodón que tanto te gustaban.

¿Qué hace que se pongan amarillas?

Encontrar manchas amarillas en nuestras sábanas o toallas favoritas es una sensación de lo más frustrante. Sobre todo porque muchas veces no podemos solucionarlo simplemente con detergente o blanqueador. 

Las manchas amarillas aparecen en los textiles que guardamos en el armario con el paso del tiempo por diferentes razones. Principalmente se debe al sudor o a la propia grasa natural que desprende nuestra piel pero también al efecto de algunas lociones corporales y otros fluidos. Lo que sucede es que con el paso del tiempo marcas de uso que parecían indetectables se oxidan y generan esas horribles manchas amarillas que tantos quebraderos de cabeza nos dan.

3 trucos para quitar manchas de las sábanas

Si te has dispuesto a cambiar la ropa de cama y te has encontrado con la desagradable sorpresa de que tiene manchas, no te preocupes; no hace falta que renueves toda tu ropa de cama. Te contamos como quitar manchas de sabanas guardadas con tres trucos:

  1. Deja la sábana en remojo durante 40 minutos en una solución de dos litros de agua caliente, zumo de tres limones, una cucharada de sal y detergente.
  2. Para manchas más pequeñas corta dos limones a la mitad y añádelos a un recipiente con agua caliente. Sumerge la ropa durante 40 minutos y después lávala como lo hagas habitualmente.
  3. En el caso de una mancha localizada, echa una cucharada de bicarbonato, corta un limón por la mitad y colócalo directamente sobre ella. Déjalo actuar durante quince minutos y lávalo.

Dónde guardar las toallas y las sábanas

Una vez que tienes tus sábanas y toallas limpias y listas para almacenar vamos a ver algunas ideas para que ocupen el menor espacio posible. ¡Toma nota!

  1. Utiliza cestas para poder apilar y organizarlas mejor dentro de tu armario.
  2. Destina un armario para este propósito, puedes usarlo también para almacenar la ropa de verano.
  3. Coloca unas baldas en el baño en las que colocar las toallas dobladas.
  4. Utiliza cajas de plástico y etiquétalas para saber qué hay dentro. Puedes colocarlas en el armario, un trastero o debajo de la cama.

Un consejo sobre dónde guardar toallas y sábanas: Si cuentas con poco espacio, en vez de guardarlo todo en una estancia repártelo entre diferentes armarios y lugares de almacenaje de la casa. 

Cómo doblar sábanas y ahorrar espacio en el armario

El armario es una de las mejores opciones para guardar las sábanas de verano. Sin embargo, si no contamos con mucho espacio puede que sintamos que nos quedamos sin hueco para nuestra ropa; especialmente en invierno que es más voluminosa. Compartimos contigo dos de nuestros mejores trucos para ahorrar espacio: ordenar las sábanas por categorías y guardar las sábanas en la funda de almohada.

Ordenadas por categorías

Esta idea nos gusta mucho porque no solo sirve para ahorrar espacio sino que también evita que tengamos que sacarlo todo cada vez que buscamos algo. El secreto está en agrupar nuestras sábanas por tamaño, colores, grosor, etc y guardarlas siempre en el mismo sitio; podemos escoger una balda o cajón diferente o usar cajas etiquetadas.

Organiza las sábanas en la funda de almohada

Guardar las sábanas en la funda de almohada es perfecto para ahorrar espacio y para tener siempre localizado el pack completo y a juego. Para ello sigue estos tres pasos:

  1. Dobla primero la sábana superior.
  2. Haz lo mismo con la bajera y aprovecha los elásticos para colocar dentro la sábana cobertora.
  3. Guárdalas dentro de la funda de almohada y listo.

Ideas para guardar las toallas

Nuestra recomendación es que guardes las toallas de playa junto el resto de la ropa de verano como los pareos o bañadores y el resto de toallas en el baño. A continuación vamos a ver dos trucos muy útiles para guardar toallas para que ocupen poco espacio.

Cómo guardar toallas en poco espacio

Te proponemos dos opciones:

  1. Doblarlas a la mitad y después otras dos veces más sobre la misma. Es una forma muy útil que nos permite almacenarlas tanto en horizontal como en vertical.
  2. Enrollarlas doblándolas primero a la mitad y después sobre sí mismas. Lo mejor de esta técnica es que el resultado es muy original y decorativo, perfecto si van a estar a la vista.

Si queréis prepararos para el cambio de estación os recomendamos echar un vistazo a nuestra tienda online o pasaros por nuestras tiendas físicas dónde encontraréis sábanas y toallas de invierno al mejor precio. Si tenéis alguna duda, tan solo tenéis que rellenar nuestro formulario de contacto y estaremos encantados de ayudaros. ¡Os esperamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *