Guía de cuidados y limpieza de fundas de sofás, sillas y sillones – Hipertextil IV

Si has seguido nuestras anteriores publicaciones ya sabes cómo escoger los mejores protectores para tus sofás, sillas y sillones. Pero nuestros consejos no acaban ahí, no solo te ayudamos en tu proceso de compra, también queremos darte las claves para que le saques el máximo partido a tus productos Hipertextil. Por eso, en este apartado de nuestra guía te contamos todo lo que necesitas saber sobre los cuidados y limpieza de  fundas de sofás, sillas y sillones.

La principal labor de una funda o cobertor es proteger nuestro mueble de posibles daños y manchas. Al poderse lavar, en el caso de que derramemos una copa de vino, nuestra mascota tenga un accidente o al peque de la casa le dé por ponerse creativo con su merienda, no tenemos que preocuparnos. Nuestro sofá, silla o sillón favorito no se echará a perder; tan solo tendremos que limpiar la funda y listo.

Qué útiles son las fundas y los cobertores, ¿verdad? Son ideales para proteger y cuidar nuestros muebles pero, si queremos que duren lo máximo posible, también es importante tratarlas con cierto cuidado. ¡Te ayudamos! Ten en mente nuestros consejos de limpieza y hacer que tus fundas de sofás, sillas y sillones duren años como nuevas será coser y cantar.

¡Llegamos a la última entrega de nuestra guía sobre fundas y cobertores para sofás, sillas y sillones! ¿Todo listo?

Las telas de las fundas y cubre sofás

Lo primero que tienes que tener en cuenta antes de limpiar tus fundas o cubre sofás es si estas deben ser lavadas a mano o a máquina. Para que puedan lavarse en la lavadora, estas deben de haber sido preencogidas o haber sido fabricadas con materiales que no encojan. Si no hay una clara indicación de que estas puedan lavarse a máquina corres el riesgo de que se encojan.

Tejido superelástico fundas sillas Hipertextil

Del mismo modo, también hay que comprobar que no destiñan, ya que los colores se desvanecen rápidamente en el ciclo de lavado. Puedes mirarlo en la etiqueta del fabricante o probar a humedecer la funda con agua caliente y pasar un paño blanco seco a lo largo de su superficie en una zona poco visible. Si el color se traspasa a la tela, lavala a mano. 

Independientemente del método utilizado siempre has de evitar utilizar lejía y agua muy caliente para evitar que se dañe el color. Tampoco uses suavizante, ya que puede dañar la fibra de licra del elástico y hacer que este se dé de sí; estropeándolo.

Cómo limpiar la funda de sofá para que dure

¿Ya has comprobado que tu funda es apta para el lavado a máquina y que los colores no destiñen? Vamos a cómo limpiarla paso a paso:

  1. Elimina los restos de pelo de mascotas: Ponte unos guantes de goma y frota la funda todavía colocada sobre el sofá. De esta forma, se soltarán y los podrás aspirar más fácilmente.
  2. Pasa la aspiradora: Utiliza el accesorio indicado para tapicería y mueve la aspiradora de izquierda a derecha en líneas cortas y superpuestas. Cambia a la boquilla fina para los rincones, recordando aspirar entre las costuras y debajo de los cojines.
  3. Trata las manchas difíciles: Utiliza un limpiador o disolvente, según las indicaciones del fabricante. Deja que penetre bien en el tejido y sécalo con un paño de microfibra teniendo cuidado de no restregar la mancha para evitar que se extienda y/o alcance la tapicería.
  4. Retira las fundas para meterlas en la lavadora: Recuerda cerrar la cremallera para evitar que se enreden y no la mezcles con más ropa. 
  5. Lava tu funda: Utiliza solo detergente y escoje un ciclo suave y en frío.
  6. Pasa al secado: Lo más recomendable es evitar la secadora y colgarlas al aire libre bien estiradas, idealmente en una zona en la que corra el aire. Si no puedes evitar meterlas en la secadora, utiliza un ciclo corto y a baja temperatura.

Limpiar una mancha de funda cubre-sofá en seco

No es recomendable abusar de la lavadora si quieres que tus fundas y cubre-sofás duren el máximo tiempo posible. En el caso de manchas localizadas es mejor tratarlas directamente en seco, una solución que también puedes aprovechar en el caso de que tus fundas no sean aptas para el lavado a máquina.

Una fórmula fantástica para tratar manchas en la funda de tu sofá en seco es usar una combinación de alcohol isopropílico y vinagre. 

Estos son los ingredientes de nuestro limpiador casero:

  • ½ taza de alcohol isopropílico
  • ½ taza de vinagre blanco
  • 3-4 gotas de aceite esencial de lavanda

Para limpiar tus fundas con esta solución, lo primero que tienes que hacer es retirarlas del sofá y preparar la mezcla de ingredientes y mezclar los ingredientes de la solución limpiadora en una botella con atomizador. 

Rocía la mancha con la solución limpiadora y empieza a frotar utilizando movimientos circulares.

Cuando acabes, seca la funda aspirándola o presionando con un paño limpio y listo.

Para cualquier duda podéis seguir en contacto como siempre desde nuestro formulario de contacto o en cualquiera de nuestros establecimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *