Cómo saber qué colchón necesito: todas las claves para elegirlo

dolor de espalda colchon

Ha llegado el momento de renovar tu colchón, pero ¿Cómo puedes saber cuál es la mejor alternativa? Y es que, esta elección es clave para la salud, permite tener un descanso de calidad y evita los dolores de espalda. Estas son las claves que tienes que tener en cuenta para elegirlo, ponlas en práctica y el triunfo está asegurado.

Qué tener en cuenta para elegir el colchón

¿Sabías que solo en España, un 32% de la población se levanta cansado o con dolor de espalda? Así lo confirma el estudio realizado por la Asociación Española de la Cama (ASOCAMA). Las estadísticas del mismo, también reflejan que solo la mitad de las personas cambiaron su colchón antes de los 10 años, tiempo recomendado por los expertos para renovarlo.

Y es que, estos datos son alarmantes, ya que dormir en un buen colchón es clave para la salud. Si quieres cuidar tu espalda y conseguir tener un sueño reparador, te contamos todo lo que necesitas tener en cuenta para elegir la opción perfecta para ti.

Tipo de colchones según el material

Existen distintos tipos de colchones según su material y, es importante resaltar, que ninguno es mejor que otro. Elegir uno depende de las necesidades y preferencias.

  • Colchones de espuma viscoelástica. Es perfecto si eres de las personas que duermen de lado, que tienen problemas articulares o que pasas muchas horas en la cama. Destaca por su elevada calidad de espuma capaz de reaccionar al calor corporal y adaptarse al cuerpo.
  • Colchones de muelles. Es el tipo de colchón más antiguo, pero los modelos actuales destacan por el uso de tecnologías innovadoras para su elaboración, entre las que es popular la opción de muelles ensacados. Es el tipo de colchón más vendido en España.
  • Colchones de látex. Ideal para las personas alérgicas o asmáticas, elaborados con látex natural y que se caracteriza por una gran elasticidad y capacidad de recuperación.

¿Cuál es tu postura favorita para dormir?

Piensa cómo sueles dormir, puesto que según lo hagas, así debe ser tu colchón. Echa un vistazo a la firmeza recomendada según tu postura ideal.

  • Dormir boca arriba o plana. En este caso, es recomendable que el colchón sea duro para evitar los dolores de espalda y cuello.
  • Dormir de lado. Si sueles dormir en esta postura, la mejor alternativa es escoger un colchón de firmeza media que ayude a tu cuerpo a adaptarse, sobre todo en la zona de los hombros y cadera, que es donde se acumula la presión.
  • Dormir boca abajo. Para la postura del sueño boca abajo, el colchón con una firmeza alta es todo un acierto, puesto que evita que la parte de la cadera se hunda y te despiertes con dolores lumbares.

Solo o en pareja

Una parte esencial a tener en cuenta es si vas a dormir solo o en pareja, ya que, si esto influye en el tamaño del colchón. Las medidas más típicas son los colchones de 135 cm, de 80 cm, 90 cm o de hasta 200 cm.

El punto de referencia a considerar es escoger un colchón con el que, al menos, tengas 10 cm libres para moverte, y en caso de ser dos, 20 cm. Sin embargo, esto no quiere decir que, si vas a dormir solo, no puedas escoger una cama más grande para ti.

¿Cuánto pesas y mides?

Tu peso es importante al elegir un colchón, puesto que de esto dependerá el grosor que debe tener, incluso el tipo de firmeza recomendada.

Para un peso superior a 100 kg, la mejor alternativa es escoger una firmeza alta y un grosor de 25 cm como mínimo. Si pesas menos de 100 kg, puedes optar por uno que cumpla el resto de puntos señalados a lo largo de las recomendaciones, siendo el grosor poco relevante.

Eso sí, para dormir en pareja, especialmente en pesos muy diferentes el uno del otro, es recomendable escoger un colchón con muelles ensacados para que el peso se reparta bien y no afecte a la otra persona.

Y por supuesto, la altura, siendo recomendable escoger una altura con 10 cm de diferencia según cuánto midas. De este modo, podrás evitar que los pies se te queden fuera.

Cómo elegir la firmeza del colchón

Almohada de cama

Al igual que las firmezas de las almohadas importa, la del colchón también es muy importante, puesto que este debe ser capaz de repartir el peso del cuerpo de manera adecuada.

El truco está en encontrar el equilibrio perfecto para que sea lo suficientemente firme para sostener el cuerpo, pero no tanto como para ser incómodo. Para este punto, es esencial que tengas en cuenta el resto de puntos que hemos mencionado, ya que de estos depende la firmeza recomendada para ti.

Ahora ya sabes lo importante que es invertir en un buen colchón. Si quieres disfrutar de un sueño de calidad y despedirte del dolor de espalda, aplica estas claves para elegir el colchón perfecto para ti.

En nuestros establecimientos puedes encontrar los mejores modelos del mercado en todos los tamaños y firmezas para que se adapte al completo a tus necesidades. Y si tienes cualquier duda sobre qué modelo escoger, contacta con nosotros, nuestros especialistas te ayudarán a que tu elección sea todo un éxito. ¡Te deseamos dulces sueños, con el colchón perfecto, es posible!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *