Cómo limpiar las fundas de almohada y quitar las manchas amarillas

Como limpiar funda de almohada

¿Te preguntas cómo limpiar las fundas de almohada? ¿Te interesa especialmente saber cómo quitar las manchas amarillas que aparecen tan a menudo en la ropa de cama? ¡Estás en el lugar adecuado! En este artículo de nuestro blog vamos a darte todos los trucos de limpieza que necesitas para alargar al máximo la vida útil de las fundas de almohada.

Las fundas son la mejor fórmula para proteger nuestras almohadas y hacer que nos duren lo máximo posible conservando unas condiciones óptimas. Las protegen de posibles manchas, del desgaste o de la acumulación de ácaros y bacterias. Además, cuentan con la ventaja de poderse lavar más fácilmente que una almohada. Sin embargo, ¿qué pasa cuando aparece una molesta mancha que no se va con un simple lavado? ¿Hay que tirar la funda que si no fuera por eso estaría perfecta? ¡Para nada! Con nuestros consejos podrás librarte de ella en un periquete.

Echa un vistazo a nuestra tienda online o visita nuestras tiendas para conocer nuestra fantástica selección de almohadas, sábanas, mantas y demás ropa de cama de calidad a los mejores precios. ¡No te la pierdas! Pero antes, toma nota de todos nuestros consejos para alargar la vida útil de tus fundas de almohada. ¡No habrá mancha que se te resista!

¿Por qué las fundas de almohada se ponen amarillas?

Con el uso, es habitual que las fundas de almohadas se pongan amarillas. Esto se debe generalmente a la acumulación de sudor que se filtra a través del tejido o por la saliva que se cae en ella mientras dormimos.

Para evitar que aparezcan estas manchas lo mejor es mantener una higiene adecuada y lavarlas con frecuencia. Si tienes mucha tendencia a sudar o salivar por la noche una funda opción también es optar por una funda impermeable para almohada que te permite alargar un poco el espacio entre lavados al contar con una capa protectora que repele mejor los fluidos.

Cómo lavar las fundas de almohada

Limpiar funda de almohadas

Como hemos señalado antes, la mejor forma de evitar que aparezcan manchas amarillas en tus almohadas es lavarlas con frecuencia. ¿Sabes cómo limpiar las fundas de almohada? Es muy sencillo, tan solo debes seguir estos consejos:

  1. Intenta meterlas en la lavadora con tejidos del mismo material o similares.
  2. Si son blancas es mejor evitar mezclarlas con ropa de color.
  3. Revisa siempre la etiqueta para saber qué tipos de detergentes y suavizantes son los más recomendados para evitar dañar sus fibras.
  4. Salvo que la etiqueta indique lo contrario, te recomendamos un ciclo de lavado medio.
  5. La mejor temperatura para eliminar bacterias y ácaros sin dañar los tejidos son 60º (salvo que la etiqueta indique lo contrario)
  6. Si la funda de almohada tiene alguna mancha, es recomendable tratarla antes de meterla en la lavadora. ¡En el siguiente punto te contamos cómo!

Por cierto, si quieres saber cómo mantener toda tu ropa y accesorios de cama en perfecto estado lavado tras lavado, no te pierdas el artículo anterior te contamos cómo lavar almohadas para mantener su confort.

Trucos para eliminar las manchas amarillas de la funda de almohada

¡No dejes que una molesta mancha arruine una ropa de cama a la que todavía le quedarían años de uso! Toma nota de nuestros trucos para quitar las manchas amarillas de tus fundas de almohada.

Bicarbonato de sodio y vinagre

La mezcla de bicarbonato de sodio (ocho cucharadas) y vinagre (125 ml) crea una solución perfecta y natural para blanquear cualquier tipo de tejido. Puedes aplicarlo directamente en la lavadora, cuando cargue el agua añade la mezcla en el cajetín y deja que se complete el lavado. Para aumentar el efecto blanqueante lo mejor es dejar que se sequen al sol.

Detergente y bórax

La mezcla de detergente (una taza, 250 g aproximadamente) y bórax (media taza, unos 80 g) es perfecta para eliminar restos de sudor y otras partículas que dejan manchas. Además, tiene propiedades antimicrobianas para acabar con ácaros y bacterias.

En este caso lo recomendable es echar la taza de detergente y la media taza de bórax en el cajetín de la lavadora junto con una taza de jabón de lavavajillas (250 ml). Para aumentar el efecto también puedes añadir una taza de blanqueador (250 ml)

 

¿Tienes dudas? ¿Quieres preguntarnos algo? ¿Necesitas asesoramiento? Contacta con nosotros y estaremos encantados de ayudarte. ¡Te leemos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *