Cómo lavar todo tipo de almohadas y cojines para conservar todo su confort

almohadones y cojines blancos

En este artículo vamos a contarte cómo lavar todo tipo de almohadas sin que estas pierdan su forma y esponjosidad o se estropeen con unos consejos que valen incluso para aquellas con rellenos más delicados.

Todos sabemos que mantener una correcta higiene en la cama es fundamental para dormir a pierna suelta. Sin duda, nadie puede descansar con malos olores o con la desagradable sensación de que lo está haciendo entre unas sábanas sucias o demasiado usadas. Sin embargo, no solo basta con cambiar la ropa de cama regularmente; también es importante higienizar nuestro colchón y lavar las almohadas cada cierto tiempo. 

Aunque, ojo, tan importante es lavar las almohadas como saber la forma correcta de hacerlo. Las fórmulas variarán en función de su relleno, no seguiremos los mismos pasos para limpiar unas almohadas de relleno de fibra hueca que para higienizar unas almohadas viscoelásticas, por ejemplo. 

En este artículo te damos todas las claves para que sepas cada cuánto y cómo tienes que lavar tu almohada favorita con relleno de fibra o viscoelástica.

¿Cada cuánto tiempo se lavan las almohadas?

Suponemos que utilizas fundas de interior de almohadas, lo que reduce la frecuencia con la que tendrás que lavarlas como mínimo una vez cada cambio de estación. Las fundas, por otro lado, deberían de cambiarse aproximadamente una vez por semana para garantizar que estén limpias, libres de sudor y de polvo.

En épocas especialmente calurosas o para prevenir alergias puedes refrescar las almohadas entre lavados. En las que tengan relleno de plumas o fibra puedes ponerlas en la secadora durante unos 10 minutos para eliminar el polvo y la suciedad. Por otro lado, para las almohadas viscoelásticas puedes rociar la superficie con bicarbonato de sodio y dejarlo actuar durante unos 30 minutos, aspirarlo pasado ese tipo y darle la vuelta para refrescar por el otro lado.

Lavar las almohadas de relleno de fibra

Los consejos que vamos a darte para lavar almohadas de relleno de fibra también son aplicables a las que tengan un relleno de plumas y poliéster. En su mayoría podrán lavarse en la lavadora, aunque te recomendamos echar un vistazo a la etiqueta del fabricante para asegurarte.

Sigue estos pasos para lavar almohadas de relleno de fibra:

  1. Comprueba que no haya agujeros o rasguños en la cubierta exterior por los que se pueda escapar el relleno.
  2. Tratamiento antimanchas previo: Si hay manchas visibles en la almohada puedes aplicar quitamanchas en el área afectada ayudándote de un cepillo con cerdas suaves y dejándolo actuar durante unos 10 minutos.
  3. Escoge el programa adecuado: Las almohadas de relleno de fibra pueden lavarse con agua fría o tibia. Es recomendable hacerlo por pares para mantener la lavadora en equilibrio, si solo tienes que lavar una puedes añadir toallas para equilibrar la carga.
  4. Utiliza la cantidad justa de detergente: Un par de cucharaditas de detergente serán más que suficientes. ¡Nunca añadas suavizante!
  5. Añade un segundo ciclo de enjuague: De esta forma te asegurarás de que se ha eliminado todo el detergente.
  6. Secado: Alisa y mulle las almohadas según salgan de la lavadora. Si utilizas secadora, programa a media potencia el calor y revisa cada 15 minutos volviendo a mullirlas a mano.

Consejos para lavar almohadas viscoelásticas

Las almohadas viscoelásticas y de látex solo pueden ser lavadas a mano ya que las vueltas que da el tambor de la lavadora durante el ciclo de lavado y centrifugado pueden romper su relleno, dejándolas inservibles.

¡Importante!: Este tipo de almohadas pueden tardar hasta 24 horas en secarse por lo que es recomendable escoger un día caluroso o contar con una almohada de repuesto por si no le da tiempo a secarse para la hora de dormir.

¡Te contamos cómo lavar tus almohadas viscoelásticas paso a paso!

  1. Escoge un baño o barreño en el que la almohada tenga espacio y añade agua tibia y un poco de detergente, asegúrate de mezclarlo bien.
  2. Sumerge la almohada en el agua y aprieta con suavidad (sin escurrir). No la dejes sumergida durante más de diez minutos.
  3. Enjuaga repetidamente: Ve cambiando el agua hasta que deje de aparecer espuma.
  4. Absorbe el exceso de humedad y empieza a secar: Coloca la almohada entre dos toallas de algodón y presiona para ir absorbiendo. Para secar la almohada puedes colocarla en una rejilla de secado para que el aire circule de forma uniforme. ¡No utilices la secadora!

Recuerda, si no tienes tiempo, puedes optar por la limpieza en seco. Puedes utilizar una mezcla de detergente con agua tibia y utilizar un paño suave para aplicar la mezcla durante el área manchada, déjalo actuar durante unos diez minutos. Para secar tan solo tendrás que sumergir un paño limpio con agua para enjuagar la espuma.

Ahora que ya sabes cómo lavar todo tipo de almohadas para conservar el confort al dormir recuerda que puedes comprarlas a los mejores precios en Hipertextil. ¡Echa un vistazo a nuestra tienda online o date una vuelta por nuestras tiendas físicas y descubre todas nuestras ofertas! Y, recuerda, estamos a tu disposición a través de nuestro formulario de contacto. ¡Te esperamos!

2 opiniones en “Cómo lavar todo tipo de almohadas y cojines para conservar todo su confort”

  1. Muchas gracias por estos consejos. Son muy interessantes y los voy a poner en practica.
    Podíais aconsejar como lavar las toallas para que continuen mullidas y suaves?.
    Vivo en una zona en que el agua es muy calcárea y las toallas las tengo acartonadas, a pesar de poner suavizante en el aclarado.
    Gracias de antemano.

    Celia Pilar

    1. Gracias por tu comentario, Celia.

      Hemos tomado nota y dentro de poco hacemos una publicación sobre el lavado y conservación de toallas. Os animamos a seguir comentando, y por qué no, ¡pidiendo trucos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *