Cómo conseguir una cama fresca para dormir en verano

Cama en la playa para dormir frescos en verano

¿Te preguntas cómo conseguir una cama fresca para dormir en verano? Lograr un buen descanso en los meses de junio, julio y agosto puede convertirse en todo un reto en las zonas más calurosas. Tenemos sueño pero por culpa de las altas temperaturas no acabamos de encontrar postura, damos vueltas y vueltas o incluso nos despertamos en plena noche acosados por terribles pesadillas provocadas por el sofocante calor.

Ante este problema muchos recurren al socorrido ventilador pero este tampoco acaba de ser una solución efectiva. Para empezar, la mayoría hacen tantísimo ruido que, si bien nos libran del calor, nos quitan el sueño con su soniquete. Por otro lado, también suponen un gasto energético terrible; problema que comparten con su versión más sofisticada, el aire acondicionado. En definitiva, la solución para combatir el calor no es dejar puesto el ventilador o el aire durante toda la noche; ni es bueno para el bolsillo, ni para el medio ambiente.

¿Qué hacemos entonces? Aunque parezca mentira, conseguir una cama fresca para dormir en verano es más sencillo ¡y económico! Lo principal es escoger la ropa de cama adecuada. Además, también hay algunos trucos para que la cama respire y podamos tener un descanso un poco más fresquito o, al menos, sin sentir que nos derretimos por el calor.

En este artículo te ayudamos a escoger las mejores sábanas para las épocas calurosas y compartimos algunas ideas para que la cama respire fresco. ¡Toma nota!

La seda, el satén… ¿o, el algodón?

Como decíamos al inicio del artículo, escoger las sábanas adecuadas es lo más importante si queremos combatir las altas temperaturas en los meses más calurosos. En el mercado podemos encontrar ropa de cama fabricada con diferentes materiales como el poliéster, la seda, el satén, el algodón, etc. Por supuesto, cada uno de ellos cuenta con propiedades y características diferentes. Además, el precio de la ropa de cama varía mucho en función del material; un factor que también tenemos que tener en cuenta.

La alternativa más fresca y a buen precio son, sin lugar a dudas, las sábanas de algodón 100%. El algodón es un material muy suave, fresco, ligero y transpirable y, además, los juegos de cama fabricados con este material son más económicos que alternativas como la seda o el satén.

Por ejemplo, las sábanas más económicas suelen ser las de poliéster. Sin embargo, no están recomendadas en verano porque no son transpirables. Las de microfibra, otro tejido artificial como el poliéster, también son una alternativa barata pero cuenta con sus mismas desventajas además de que no suelen resultar tan suaves y agradables al tacto.

Las sábanas de seda y satén son frescas ya que están fabricadas con unos hilos muy finos. También son suaves, ligeras y muy agradables al tacto. Sin embargo, suelen tener un precio muy elevado que se suma al hecho de que son bastante delicadas, tienen una atracción increíble por las manchas y los enganchones se ven enseguida; factores que suelen disuadir a la mayoría de los compradores.

En definitiva, las sábanas de algodón son las que cuentan con todas las características para garantizar un descanso de 10 en verano unidas a un precio apto para todos los bolsillos.

Ideas para dormir fresco en verano

Además de hacerte con un buen juego de sábanas de algodón, también puedes aplicar ciertos trucos muy sencillos para combatir el calor y que la cama esté lo más fresquita posible cuando vayas a dormir. Toma nota de estos consejos:

  • Intenta mantener la casa lo más fresca posible durante el día: Abre las ventanas por la mañana y por la noche para que corra el aire y por las tardes ciérralas y baja las persianas para mantener el aire fresco y combatir el calor del verano.
  • Crea un enfriador pasivo: Rocía una sábana limpia con agua fría y cuélgala frente a una ventana abierta por la que entre el aire.
  • Enfría tu cuerpo antes de irte a dormir: Date una ducha fría para bajar la temperatura el tiempo suficiente como para quedarte dormido.
  • Refrigeración extra: Humedece un pañuelo con agua fría, escúrrelo para que no gotee y colócalo sobre tu cuello. Al tener algo frío cerca de los principales vasos sanguíneos de tu cuerpo notarás una sensación de frescor.
  • Escoge el pijama adecuado: Opta por uno ligero, suelto y preferiblemente de algodón, es mucho más transpirable.
  • Combate la humedad en la habitación: Un exceso de humedad puede ser tan sofocante como el calor, valora usar un deshumidificador.
  • ¡Mantente hidratado!: Beber mucha agua es fundamental para combatir el calor.

Colchones: La base también es importante

Si tienes los colchones de espuma viscoelástica opta por un buen cubrecolchón que facilite la circulación de aire.

sobrecolchón Velfont

Las mejores opciones son las que están fabricadas con algodón y especialmente diseñadas para mantener la superficie fresca como los topper o sobrecolchones. Este topper en algodón, o el topper antiácaros cumplen esta función pero también un cubrecolchón en algodón facilita poder tener la cama siempre fresca y es fácil de lavar.

En Hipertextil podrás encontrar la mejor selección de ropa de cama de algodón, especialmente recomendada para combatir las altas temperaturas durante los meses calurosos. Echa un vistazo a nuestra tienda online o date una vuelta por nuestras tiendas físicas. Recuerda, si tienes alguna duda, estamos a tu disposición a través de nuestro formulario de contacto. ¡Te esperamos!

Un comentario en “Cómo conseguir una cama fresca para dormir en verano”

  1. Vuestras Sábanas de Seda, Áloe Vera u Otro Material Fresco, Son Totalmente Ideales Para Dormir Bien en Verano!!!! Así Qué, Conozco Por Experiencia, la Gran Calidad de Vuestros Productos!!!
    Es Por Éso Qué Siempre Hago Las Compras, Para Mi Hogar, a Través de Vuestras Tiendas On-line!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *