Alfombras vinílicas: Todo lo que debes saber

alfombra-vinilicas

Las alfombras vinílicas se han convertido en la última moda en la decoración de todo tipo de espacios. Ligeras, con todo tipo de estampados y bonitos colores, se han convertido en una alternativa muy interesante a las alfombras tradicionales, especialmente cuando aprieta el calor.

Este tipo de alfombras son muy populares por sus numerosas ventajas, entre ellas, por lo sencillo que es decorar nuestros suelos de una forma original y diferente utilizándolas. Si estás pensando cambiar tus alfombras o buscas ideas para darle un toque personal a tu decoración te encantarán.

¿Quieres saber más sobre las alfombras vinílicas? Pues quédate con nosotros porque en este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre estas maravillosas alfombras de decoración. ¡Sigue leyendo y toma nota de todas las claves!

Qué son las alfombras vinílicas y sus características

alfombra vinilicas de cocina

Las alfombras vinílicas son unas láminas de PVC de la más alta calidad estampadas con diferentes diseños que forman patrones bonitos y llamativos. Lo habitual es que tanto los colores como los estampados recuerden a las clásicas baldosas hidráulicas vintage aunque también puedes encontrarlas lisas y con otros motivos.

Aunque la composición varía en función del modelo, además de su capa de PVC superior, las alfombras vinílicas llevan un espumado de alta calidad de diferentes grosores que les hace estar mullidas y ser cómodas como una alfombra tradicional. En la parte inferior están engomadas, lo que les permite fijarse al suelo para evitar resbalones.

Las alfombras vinílicas cuentan con las siguientes características:

  1. Sin instalación: Colocarlas es tan sencillo como desenrollarlas y ponerlas dónde tú quieras. No tienen adhesivos ni se pegan al suelo pero se adhieren a la perfección al suelo gracias a sus materiales.
  2. Seguras: Se fijan perfectamente a la superficie sobre la que la coloques. No se corre el riesgo de tropezar porque no se desplaza ni arruga al pisar.
  3. Aire vintage: La mayoría de estas alfombras tienen unos estampados que recuerdan a las baldosas hidráulicas de antaño.
  4. Ligeras y plegables: Casi no pesan y pueden enrollarse fácilmente para almacenarlas cuando no las estés usando. Son perfectas si quieres una alfombra ligera en verano y sustituirla por una clásica en invierno.
  5. Duraderas: Pueden durar hasta 10 años en perfectas condiciones con un buen mantenimiento.

Ventajas de las alfombras vinílicas

alfombra vinilicas de cocina geometria

Las alfombras vinílicas se han convertido en una opción muy popular por sus grandes ventajas. Te contamos todas las razones por las que se convertirán en tus próximas alfombras favoritas.

Facilísimas de limpiar

Una de las principales ventajas frente a las alfombras “de toda la vida” es lo facilísimo que se hace su cuidado y limpieza. Tan solo tienes que barrer y fregar por encima o pasar la mopa como harías para limpiar el suelo.

La única recomendación a tener en cuenta es que se recomienda utilizar tan solo agua y jabón neutro y evitar productos abrasivos como la lejía, el alcohol o el amoniaco.

Ideales para personalizar espacios

Son una forma low cost de personalizar el suelo de cualquier estancia. Si tienes el típico suelo de maderas o baldosas aburridas, te irán perfectas para darle un poco de personalidad gracias a sus bonitos colores y estampados.

Son muy útiles también para separar espacios o destacar los objetos que colocas encima.

Son un gran aislante térmico

Las alfombras vinílicas te aislan tanto del frío como del calor por lo que puedes utilizarlas tanto en invierno como en verano. Además, también puedes utilizarlas si tienes un suelo radiante porque dejan pasar el calor.

Cómodas, duraderas e hipoalergénicas

Las alfombras vinílicas son impermeables, ignífugas, hipoalergénicas y antibacterianas. No acumulan polvo ni ácaros y pueden limpiarse fácilmente. Además, podemos encontrarlas más o menos mullidas para que resulte cómodo sentarse encima. Por si fuese poco, pueden aislarnos tanto del frío como del calor.

Además, con un buen mantenimiento, pueden llegar a dudar hasta diez años en perfectas condiciones.

Dónde es mejor colocar las alfombras de vinilo

Este tipo de alfombras pueden utilizarse en cualquier estancia y rincón de la casa aunque hay tres zonas que aprovecharán al máximo todas sus ventajas:

  1. Cocina: En la cocina no podemos usar alfombras tradicionales pero una alfombra vinílica quedará fenomenal y no pasa nada si la manchamos cocinando, por ejemplo, porque puede limpiarse en un periquete. ¡Echa un vistazo a nuestra selección de alfombras de cocina!
  2. Pasillos y entradas: Una alfombra vinílica vintage es una forma ideal de darle personalidad y estilo a un pasillo desnudo. Los pasillos y entradas estrechas en los que prácticamente no cabe ningún tipo de decoración se beneficiarán muchísimo del potencial decorativo de este tipo de alfombras.
  3. Baño: Las alfombras tradicionales no son la opción más higiénica para el baño y, por eso, te recomendamos sustituirlas por una alfombra vinílica con diseños geométricos. Te recordamos además que son antideslizantes por lo que no tienes que preocuparte si las pisas al salir de la ducha.

Visita nuestros establecimientos o echa un vistazo a nuestra tienda online para descubrir todas las alfombras vinílicas que te ofrecemos al mejor precio y escoge tu favorita. Y, recuerda, si tienes cualquier duda, podemos ayudarte. ¡Contacta aquí y cuéntanos qué necesitas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *