1 de octubre – Día Internacional de las Personas Mayores ¿Cómo podemos cuidar mejor de nuestros mayores?

Personas mayores de espaldas

¿Qué podemos hacer para cuidar de nuestros mayores y demostrarles lo importantes que son para nosotros? El 1 de octubre se celebra el Día de las Personas Mayores con un doble objetivo. Por un lado, el de concienciar sobre el cambio demográfico y, por el otro, el de crear empatía sobre la necesidad de transformar nuestra sociedad para que sea más solidaria con sus necesidades.

Necesidades de la tercera edad

Creemos que es muy importante tener en cuenta que las personas mayores o ancianas representan un gran segmento de la sociedad. Uno que, como bien indican las Naciones Unidas crece a un ritmo mucho más rápido que el resto de los segmentos de la sociedad. Tanto, que para el 2050 se espera que una de cada seis personas de toda la población mundial tenga más de 65 años.

Sin embargo, los adultos mayores de 65 años muchas veces son ignorados o apartados. Es más, en muchas ocasiones estos son percibidos por ciertos miembros de nuestra sociedad como inútiles o como personas que no tienen nada que aportar. 

Nada más lejos de la realidad, muchas personas de más de 70, 80 o incluso 90 años son tan capaces o más que otras más jóvenes y, por supuesto, todas ellas, dependientes o no, son válidas para nuestra sociedad; mereciendo en esa etapa de su vida nuestro respeto y nuestra ayuda en caso de que la necesiten.

No podemos olvidar que envejecer es un proceso natural e inevitable y que, con suerte, nosotros también acabaremos formando parte de la tercera edad con el tiempo. Al igual que muchos de nuestros mayores también correremos el riesgo de volvernos dependientes. Por eso, busquemos formas de cuidar de nuestros mayores como nos gustaría que las siguientes generaciones cuidasen de nosotros cuando llegue el momento.

El contacto – Problemas de piel de personas mayores

Envejecer trae consigo muchos cambios en el organismo que afectan a la piel. Muchas personas mayores tienen problemas y trastornos en la piel que, si bien en la mayoría de casos no pueden prevenirse, pueden tratarse para que las molestias disminuyan.

Algunos de los problemas de piel más comunes en personas mayores son los siguientes:

  • Fotoenvejecimiento: La piel de los adultos mayores y ancianos ha pasado mucho tiempo expuesta a los efectos nocivos de la radiación ultravioleta, lo que sin duda tiene un impacto en su salud. Es el causante de muchas de sus arrugas, de pequeñas motas en la cara y las manos, rugosidades, etc. Para mejorar el aspecto de la piel se recomienda el uso de protector solar como parte de la rutina diaria y los sombreros en días soleados.
  • Prurito o picor de la piel: Es un trastorno muy común en personas de la tercera edad y se debe en la mayoría de los casos a la sequedad de la piel. También puede ser causa de una dermatitis, irritación por determinadas sustancias o una consecuencia de pasar mucho tiempo postrados. Como solución se propone el uso de cremas hidratantes y utilizar siempre tejidos fabricados con materiales suaves como el algodón.
  • Escaras o úlceras por presión: un problema frecuente en ancianos con problemas de movilidad que cambian poco de posición.
  • Otras enfermedades menos comunes son: El acné, el herpes zóster o melanomas.

Si pensamos en cómo ayudar a personas de la tercera edad para que las molestias sean mínimas se nos ocurre, además de vigilar la aparición de picores, eczemas y demás señales de alarma, contar con ropa de cama suave e hipoalergénica para evitar picores y molestias. Por ejemplo, optar por una almohada de microfibra y sábanas 100% algodón. En el baño también resulta muy recomendable contar con toallas 100% algodón por su tacto suave que previene cualquier molestia en la piel. 

El insomnio en personas mayores – Causas y soluciones

Los trastornos del sueño en ancianos son muy comunes, especialmente en el caso de personas que sufren demencia tal y como indica este estudio del Sistema Sanitario de Navarra. El insomnio en adultos mayores y ancianos puede darse de forma transitoria, aguda o convertirse en un problema crónico según se produzca durante un par de días, una semana o más de un mes respectivamente.

Además de los problemas neurológicos, la falta de actividad, los cambios en el organismo y los ciclos de sueño o simplemente las preocupaciones pueden ser algunas de las causas del insomnio en una persona mayor.

Estos son algunos remedios caseros para dormir a personas mayores:

  • Plantear un horario regular del sueño: Acostumbrar al cuerpo a seguir ciertos horarios.
  • Eliminar o disminuir las fuentes de luz o ruido.
  • Mantener una temperatura adecuada: Para prevenir el frío podemos utilizar sábanas de franela o de coralina que por su tejido y tacto confortable se convierten en una solución ideal.

Mientras que para evitar un calor excesivo y evitar las escaras en personas mayores podemos utilizar uno de nuestros topper para colchón para que se adapte mejor al cuerpo del anciano y favorece la circulación del aire.

  • Cuidar la higiene al máximo: De esta forma favorecemos que la persona mayor esté cómoda, algo imprescindible si pasa mucho tiempo en la cama. Por ejemplo, podemos utilizar almohadas con funda fáciles de lavar o funda impermeable respira tan suaves y delicadas al tacto.

La comodidad es la máxima para garantizar un descanso reparador.  Algo muy sencillo que puedes hacer por tus mayores para honrarles en este día es visitar nuestra tienda online o alguna de nuestras tiendas físicas y renovar su ropa de cama para que su descanso esté garantizado. Si tienes alguna duda, rellena nuestro formulario de contacto y estaremos encantados de ayudarte. ¡Te esperamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *